Congelados en gran consumo

Congelados, una de las categorías ganadoras del gran consumo europeo

En un año muy complicado para todos los sectores empresariales debido a la crisis de la Covid-19, el gran consumo ha experimentado un crecimiento sostenido en toda Europa, destacando especialmente Alemania, con un aumento del 9,1% en valor y alcanzando un 25,2% de las ventas europeas. En el caso de España, la evolución en valor ha sido del 7,5%. Para este año, todo apunta a que continuará la tendencia alcista en un mercado marcado por los cambios de hábitos en el consumidor y la definitiva consolidación del canal online.

La suerte ha sido desigual en los diferentes países europeos. Según los datos publicados por IRI, Gran Bretaña ha sido el país que ha experimentado una menor evolución en el valor del gran consumo con respecto del año anterior, con un 6,8%, y sin embargo mantiene una destacable cuota de ventas del 22%. Por su parte, Grecia es el país más pequeño en términos de ventas a pesar de haber experimentado un crecimiento del 11,7% en su valor.

En cuanto a las categorías protagonistas de este crecimiento durante 2020, destacan los congelados (+13,4%) y las bebidas con alcohol (+12,3%), fruto del traslado de los encuentros sociales al hogar tras el cierre de la hostelería y del interés de los consumidores por adquirir productos que duren más tiempo y les permitan espaciar más las visitas al supermercado.

Precisamente los alimentos congelados se proclamaban como la categoría de todo el sector de la alimentación que más creció en 2020 en España con un histórico incremento del 10,8%, propiciado en buena parte precisamente por la pandemia.

¿Qué nos depara 2021 en España?

Según los expertos de Kantar Worldpanel Division, «todo dependerá del ritmo de vacunación y el consumo privado seguirá siendo clave para la recuperación de la economía. En concreto, en gran consumo se bajaran varios escenarios, según los cuales variará el crecimiento. Así, con un escenario moderado el crecimiento podría alcanzar al 10%«.

En cuanto al comportamiento del consumidor, algunas tendencias que llegaron de la mano del Covid-19 permanecerán entre nosotros. Según los expertos, continuaremos reduciendo la frecuencia de visitas a las tiendas y aumentando el volumen de la cesta. También seguiremos consumiendo más productos de indulgencia, como patatas fritas, bebidas o chocolates, pequeños «caprichos» propiciados por las restricciones que nos mantienen un mayor tiempo dentro del hogar.

En lo que coinciden todos los expertos es en el auge del canal online. Para 2021 se prevé la consolidación de este canal que durante 2020 incrementó un 62% su facturación, rompiendo además con las barreras de hábito y llegando a una población más senior que ha comenzado a hacer la compra en este canal.

Deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.