IQF: el sistema de congelación “5 estrellas”

El proceso de congelación es vital para garantizar la máxima calidad de nuestros productos. Por eso, en Eurofrits apostamos por el sistema IQF (INDIVIDUAL QUICK FROZEN), un procedimiento que garantiza que el producto, una vez descongelado, conserve la textura, el valor nutritivo y el sabor del producto fresco.

Pero, ¿qué significa IQF? ¿En qué consiste? ¿Qué ventajas tiene?

¿Qué es IQF?

IQF o Individual Quick Frozen es un proceso de congelación rápida de manera individual. Este proceso permite que los cristales de hielo que se forman dentro de las células de los tejidos sean de tamaño muy pequeño. De esta manera, se evita que las paredes celulares que conforman los tejidos se rompan y que al descongelar el producto no haya derrame de fluidos celulares, lo que garantiza que el producto mantenga sus características originales.

La diferencia sustancial entre una congelación IQF y una congelación lenta es el tamaño del cristal que se forma. En la segunda el cristal es tan grande que rompe las paredes celulares, permitiendo el derrame de fluidos internos y por lo tanto un deterioro en textura, sabor y valor nutritivo.

¿Qué ventajas tiene?

Además de mantener las propiedades originales del producto, el sistema IQF garantiza que los productos no necesiten químicos para su preservación.

Gracias  al cambio brusco de temperatura de este sistema, los microorganismos se minimizan, obteniéndose la máxima calidad higiénica.  Además una vez congelados, los productos se conservan en perfecto estado de calidad microbiológica y de garantía de salud alimentaria durante toda la vida útil de 18 meses.

Otra de las ventajas que aporta este procedimiento radica en que permite al consumidor escoger sólo las unidades individuales de producto necesarias para las raciones, evitándose mermas y mejorando la gestión de sus compras-ventas y menús.

 

Deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *