Conservación alimentos ultracongelados

¿Cómo conservar los alimentos ultracongelados?

Ya  desgranamos en este blog hace unos meses las principales ventajas de los alimentos ultracongelados tanto para el consumo en los hogares como en los negocios de hostelería y restauración. Se trata de una apuesta segura, ya que permite disponer de productos de todo tipo conservando todas sus propiedades y a demanda. En el caso de la hostelería  la opción de los alimentos congelados es siempre muy ventajosa, más si cabe en tiempos de coronavirus, en los que la demanda es más variable e imprevisible de lo normal. Hoy nos ocupamos de otro aspecto importante: ¿Cómo conservar correctamente los alimentos ultracongelados?

Tanto en hogares como en negocios hosteleros debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones para su correcta conservación. Lo más importante es mantener la cadena de frío. Según el Ministerio de Consumo, este tipo de alimentos «deben ser guardados con rapidez para mantener la cadena de frío. Esto es importante no sólo para preservar la calidad, propiedades nutritivas y organolépticas de los productos alimenticios, sino también para mantener al alimento en condiciones adecuadas de seguridad«.

Según el Ministerio de Consumo, los alimentos se alteran principalmente por la acción de las bacterias, que son muy activas a temperatura ambiente. Entre los 5ºC y los 65ºC, la mayoría de microorganismos potencialmente patógenos crecen rápidamente y se multiplican en muy poco tiempo. El frío no destruye los microorganismos, pero sí hace más lento o detiene su desarrollo. Así que debemos intentar reducir este peligro manteniendo una temperatura de conservación apropiada, manteniéndolos el menor tiempo posible a temperatura ambiente, sobre todo en verano, ya que se puede producir un rápido crecimiento de microorganismos en el alimento.

Tips para la conservación de alimentos ultracongelados

  • Una vez descongelado, no volver a congelar un alimento, ya que se romperá la cadena de frío.
  • Seguir las indicaciones de almacenamiento del fabricante.
  • Comprobar su fecha de caducidad. Es aconsejable utilizar el criterio «First in, First out” o “lo primero que entra es lo primero que sale».
  • En el caso de los negocios de restauración, elegir un distribuidor que ofrezca productos etiquetados y sellados correctamente y que cuente con una oferta de productos con diferentes formatos que permitan adaptarse a las necesidades diarias del establecimiento.

El sistema de ultracongelación también es muy importante. En Eurofrits apostamos por el sistema IQF (INDIVIDUAL QUICK FROZEN), un procedimiento que garantiza que el producto conserve la textura, el valor nutritivo y el sabor del producto fresco.

Deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.